Wednesday, June 27, 2007

Hébrard, Cortázar y el frenesí de la escritura


Espero no ponerme demasiado intelectual en este post. Pero quería compartir las reflexiones que el historiador francés Jean Hébrard hacía durante una conferencia en Buenos Aires en el año 2000.

Decía Hébrard
"No sé si lo notaron. En las pantallas de nuestras computadoras leemos poco, escribimos más de lo que leemos, con más frecuencia. (...) Cortázar escribió un día, en uno de sus cuentos, que dentro de unos años podría llegar a existir un mundo extraño en el cual todo el mundo escribiría con una especie de frenesí, un mundo en que las páginas escritas aumentarían, un mundo en el que ya no habría lectores".

Mientras leía esto, no pude evitar pensar en la blogósfera, sus 70 millones de blogs y la pulsión que todo el mundo tiene de escribir en el presente.
Mientras McLuhan predijo una sociedad oral, Internet volvió a instalar a la palabra escrita en el centro de las formas de comunicación.
Una sociedad donde cualquier persona puede ser un periodista, un escritor o un poeta. Donde las personas construyen su identidad en función del ejercicio de la escritura. ¿Hasta dónde llegará la blogósfera? ¿Qué impacto tendrá sobre la vida cotidiana y las percepciones sociales? Hébrard y Cortázar deben estar maravillados.

6 comments:

Andresa Guareschi said...
This comment has been removed by the author.
Andresa Guareschi said...

El nuevo paradigma está lleno de paradojas. Como por ejemplo una pagina web para tratar la adicción a Internet(www.netaddiction.com).
En el frenesí de la escritura seguramente vendrán los blogs para tratar la blogadicción. Si es que ya no los hay.

Santiago Craig said...

Leyendo esto me vino una idea rara a la cabeza: Imaginen a Ana Frank con Wi-Fi en el sótano.
Me parece que los blogs son más un ejercicio de comunicación y búsqueda de diálogo que de reconcentración y trabajo estético e intelectual personal y aislado, como era, se supone, en otras épocas.
La idea de Cortázar es como una de esas películas en las que en 1930 se hablaba de viajes a la luna. Ok: hubo viajes a la luna, pero no vamos subidos en esas latas con resortes.
No me aprece que haya una división entre lectores y escritores posible dentro del la blogósfera. Más bien pareciera que es un lugar más en el que la gente, como hizo siempre, puede hablar sin escucharse, dialogar, pasear en silencio, compartir información o contar historias entretenidas.

María Noel Alvarez said...

Santiago, ¿estaremos mal de la cabeza? Pero me reprimí las ganas de publicar esta reflexión. Si Frida Kahlo viviera, tendría un blog. Viene a cuento de que el 7 de julio se cumplen 100 años de su nacimiento y estuve investigando su vida. Julio Sánchez, un profesor de arte latinoamericano, me dijo que Frida expresaba algo que va en sintonía que nuestros tiempos: el narcisismo. Sus diarios, sus autorretratos, su construcción de su propia identidad, quedaron en documentos para que hoy todos podamos conocerlas. Pero si hubiera sido una mexicana inválida del siglo XXI, su medio hubiera sido este, sin duda.

alejandra procupet said...

Me parece que algunos blogs vienen a reemplazar en parte a los diarios íntimos. Y tanto Anna Frank como Frida llevaban los propios. Así que seguramente tendrían un blog. La cuestión es también la pérdida de intimidad o, mejor dicho, la necesidad de exhibición. Sin embargo, me parece que en todo diario íntimo hay también una ligera impostura, un "escribir para un futuro lector". Digamos que en "dejar por escrito" siempre hay una idea de posteridad. Y aquí se plantea otro tema: el de lo efímero que resulta lo escrito en los blogs. ¿Cuánto dura un texto puesto en un blog?

María Noel Alvarez said...

Cada post tiene su propia url, mientras la red siga funcionando, esos posts seguirán ahí, de manera eterna. Eso es lo interesante del blog como herramienta de escritura. Igual, en la era digital, la permanencia de los documentos es todo un tema, que como historiadora en potencia, me angustia (por momentos).