Monday, October 22, 2007

A la luz de la luna

La idea me gustó porque es simple, brillante y poética.
Anton Willis y Kate Lydon, dos arquitectos de San Francisco, vinieron a Buenos Aires para anunciarla: inventaron un artefacto de iluminación de vía pública que se intensifica o se apaga de acuerdo a los ciclos lunares.
Se puede ver el prototipo hasta este viernes en la muestra Cientoporcientodiseño, en el Centro Cultural Recoleta.



















Y soñar que se puede volver a caminar de noche por las calles de Buenos Aires, descalzos y a la luz de la luna.

Más información: Civil Twillight Collective

1 comment:

Ulises said...

buenísima onda