Tuesday, January 15, 2008

¿Por qué bloggear?


Sabemos que esta es la era de los blogs. Que muchas personas –podría decir que casi-todo-el-mundo- tiene su propia bitácora online.
Todos tienen algo para decir: confesiones privadísimas; sus propias versiones de lo que pasa en el mundo; sus reflexiones sobre las tendencias; sus ficciones y sus análisis cuantitativos o cualitativos sobre tal o cual cosa. Todo lo que circula, lo que los bloggers producen, es información que está ahí, latiendo como un animal vivo, en la red.

Pero mientras navegaba y aún pensaba en este mismo espacio, la pregunta que se encendía como un cartel luminoso era la misma: ¿por qué bloggear?
Hipótesis: puede ser por un tibio exhibicionismo en algunos casos; en otros por acariciar de cerca el lomo de la fama, aunque sea virtual y pequeña; por ser parte de esa “res pública” de la que, en la mayoría de los casos, somos espectadores y a lo sumo actores anónimos. O por el catártico placer de ser leídos, escuchados, admirados, criticados.

Entonces pensé que sería bueno saber por qué bloggean los bloggers, en sus propias palabras, y encontrar las verdaderas razones detrás de un fenómeno que ya excedió sus propios límites.
El resultado fue tan heterogéneo como revelador: no hay una razón para bloggear. Hay cientos, miles, millones, como bloggers en el mundo.

Alguien decidió reemplazar los viejos diarios íntimos con candado y hojas perfumadas por los limpios códigos del HTML, y aún así no termina de saber por qué bloggea. Otro que encontró en los blogs no sólo un espacio para comunicarse con los demás, sino una forma de escaparse de una inmovilidad física. Hay quien sospecha que se trata de tirar una botella en un océano inconmensurable; otro que encontró casi una docena de razones para sentarse frente a la PC y postear cada día; un filósofo local está convencido de que tener un blog ayuda a entender, a pensar, a mejorar la escritura; y muchos, tantos que es imposible mencionarlos, piensan que es una nueva y genuina forma de ganarse la vida.

Hay tantos bloggers como intencionalidades. Hay razones y des-razones. Y, a medida que la web 2.0 se expande y lo atraviesa todo, bloggear comienza a ser un acto cotidiano, habitual, amigable. Que, más allá de sus fundamentos, continúa una nueva forma de comunicarse, de ser y estar en el mundo.

4 comments:

Víctor said...

excelente tarea de investigar motivos para bloggear; esos y los que sigen anidados en los corazones de los que aun no se acercan al ordenador pero tarde que temprano lo harán. Saludos Luciana, a ud y todos los de la consultoría.

Lívia said...

Muy interesante, Lu! No sólo el tema, pero como lo planteaste.

Y la verdad que no sé bien la respuesta. Creo que uno bloggea porque es una manera de crear. Mejor: de crear lo que a nosotros nos parece interesante crear. Es una mezcla entre la libertad y la creatividad...

Ernesto van Peborgh said...

será que existen lo bloggers por que existe el Voyeurismo? y la existencia de uno genera la necesidad de otro. Cuales serán los limites de la intimidad del blogger a medida que evoluciona la web?

María Noel Alvarez said...

"Robo" la respuesta de Rosa J.C. "Blogueo para aprender".
http://www.rosajc.com/2007/11/07/%c2%bfpara-que-blogueas/