Sunday, January 27, 2008

Salir de las sombras



En 1992, el Worldwatch Institute publicó un trabajo de Sandra Postel titulado: "Negación en la década decisiva".

La investigación documentaba la degradación del medio ambiente, las consecuencias del efecto invernadero, la polución del aire, el agua y los océanos, la perdida de la capa fértil cultivable, la desforestación indiscriminada de los bosques nativos y la creciente perdida de ecosistemas y especies.
Postel afirmaba que la década del 90 era quizás la única, la última y decisiva para implementar un cambio en nuestra manera de actuar. Con poca esperanza, concluía que la mayoría de las personas responsables de implementar ese cambio padecían un estado psicológico de negación en relación a estos temas.
Quince años después, la humanidad sigue en el mismo transe, hipnotizada por una irrealidad desnaturalizante similar a la que experimentaban aquellos prisioneros del mito de la caverna que describe Platón en La República. En aquella conocida historia, un grupo de personas es encadenada y obligada a ver durante años el reflejo de las sombras que una hoguera a sus espaldas proyecta sobre la pared. Con el tiempo, las sombras dejan de ser sombras para convertirse en objetos reales, en la realidad misma.
Pareciera que la publicidad tradicional, la programación de la TV y radio (el broadcasting en general) han actuado sobre nuestra generación - los mayores de 20- como aquella hoguera de la caverna, proyectándonos un mundo irreal e hipnótico que nos conduce a la pasividad, la falta de interés y a la incapacidad de reacción frente a evidencia concreta, indiscutible y alarmante.
Pero para algunos de nosotros -que quizás pecamos de optimistas- pareciera que el poder deslumbrante de la hoguera de los medios masivos se desvanece para ser reemplazado por nuevos focos que surgen en la web, más pequeños, personales e intensos, que ya no proyectan, sino que iluminan, que encienden deseos de investigar, de generar preguntas y de actuar.
La Web 2.0 está evolucionando rápidamente de una plataforma que conecta personas con personas hacia una que conecta conocimiento e inteligencia. De esta manera, todo indica que en el futuro cercano, la experiencia que las personas desarrollan en Internet tendrá un sentido diferente, ya que la convierte en útil, relevante y entretenida: en una actividad que nos conduce a una nueva manera de pensar, que nos impulsa desde el ser al hacer.
Y quizás, una nueva generación de jóvenes -menores de 20- que crece y se educa en este entorno diferente (transparente, comunitario y participativo) alejado de la caverna, entienda la realidad que describe Postel y actúe en consecuencia, recuperando nuestra humanidad, sin la cual, por supuesto somos solo sombras.

3 comments:

goloviarte said...

magnifico blog,quiero invitarte a mi modesto blog de encuentro de blogueros
http://aquiestatublog.blogspot.com
uso los comentarios es mas rápido para mi
puedes participar con tu blog y te conocerán un poco mas
voy de blog en blog escogiendo los mejores,pero si consideras que esto es spam,te pido perdón y disculpas

Santiago Craig said...

Me sumo al pecado del optimismo y a salir de las caverenas!
Buenisimo el post, me encantó!

Mariní said...

...las sombras
no pueden crear realidades
HUMANAS
ya que estas solo
y únicamente
nacen
de la intención
del
"CORAZÓN Y LA MENTE
(PSIQUIS) EN UN SOLO PUÑO"
/cómo decía otro filósofo
argentino popular...

las sombras entonces
serían...
el pasado
y lo real
-lo degradado,
de nuestra naturaleza
Y QUIZÁS
UNA NUEVA LUZ
LA DE LA CONCIENCIA
DE LA ACCIÓN CONCRETA !!!

Gracias...

MARINÍ